Contactos 23 # Philippe Halsman

Cada cara que veo parece esconder – y a veces revelar fugazmente – el misterio de otro ser humano. La captura de esta revelación se convirtió en la meta y la pasión de mi vida.

21b-HD-cont-dali-halsman

©Philippe Halsman / Magnum Photos

n_jeudepaume_halsman12

©Philippe Halsman / Magnum Photos

“Si la fotografía de un ser humano no muestra una profunda visión psicológica, no se realiza un verdadero retrato, sino una reproducción vacía. Por ello, el principal objetivo en el retrato no es la composición, ni el juego de luces, ni mostrar al sujeto frente a un telón de fondo magnífico, ni crear una nueva imagen visual, sino que, para que sea un retrato, el fotógrafo debe captar la esencia del sujeto”.
El retrato que realizó Philippe Halsman de su íntimo amigo, el pintor surrealista Salvador Dalí, explora de manera magistral la psicología y la esencia del sujeto.
Con precisión militar, Halsman contaba hasta tres, sus ayudantes lanzaban al aire tres gatos y un balde de agua; a la cuenta de cuatro Dalí saltaba a su vez, y Halsman tomaba la fotografía sin que ningún elemento llegara a tocar el suelo. El esfuerzo valió la pena, tal como él mismo reconocería: “Después de seis horas y veintiocho intentos, el resultado satisfizo mi ansia de perfección. Mis ayudantes y yo estábamos mojados, sucios y casi exhaustos. Solamente los gatos parecían como nuevos”.

Extracto del libro “Magnum, hojas de contactos”. 2011 Ed. Blume.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *