Carta de un alumno a su Escuela.

El trabajo constante, el compañerismo, y la entrega hacen de la fotografía un medio extraordinario. Nos muestra como somos. Nos hace transparentes.

A todos/as los/as que habéis pasado durante estos 5 años por la Escuela deciros que la habéis transformado, no solamente a esta sino también a mi como fotógrafo y profesor. He tenido el placer de conocer a tantos/as alumnos/as que de hacer una mención, lo debería realizar sobre todos/as cada uno/a de vosotros/as.

Ser un buen fotógrafo/a no solamente habla de tomar buenas fotografías. Ser un buen fotógrafo/a habla de las personas. De lo que podemos llegar a dar, de la capacidad de asombrar, de revelarnos contra nosotros/as mismos/as haciendo un esfuerzo por crecer. Hablar del buen fotógrafo/a, es hablar de conceptos como el compañerismo, la empatía, la humildad, la entrega, la sinceridad o la profesionalidad. No es buen fotógrafo/a solamente aquel que hace su trabajo correctamente sino quien dignifica a la fotografía diariamente como otros/as muchos/as fotógrafos/as hicieron a lo largo de la historia. ¿ Y como debe expresarlo ?, a través de una imagen sincera. Robert Frank, decía “ Hay algo que la fotografía debe contener: la humildad del momento “…y esto solamente se consigue cuando se contiene la esencia y el conjunto de actitudes necesarias para expresarlo con una imagen.

Recordar que por encima de todo la fotografía nos debe hacer mejores personas. Aquello que nos transforma de una manera positiva debe de ser respetado.

El fotógrafo Paul Graham, hablaba de la analogía de la fotografía con un rio. “Puedes ver y fotografiar un rio y hacer fotografías preciosas. Puedes coger un poco de agua en una jarra y fotografiarla. Será bello. Pero cuando te metes dentro del río y te pones en medio y ves cómo el agua se separa para rodear tu cuerpo y luego unirse detrás de tí como si no existieras, como si nunca hubieras existido, es algo hermoso. Es hermoso ver cómo la vida se acerca a tí y te rodea, cómo te toca….eso es lo que quiero llevar en mis fotografías “.

En esta carta dedicada a todas/os las/os alumnas/os y colaboradoras/es os digo que es un punto y seguido en la trayectoria de esta Escuela, y la quiero compartir con unos extractos de una carta enviada por el alumno Santi Laespada en las que me hace saber sus impresiones del Curso que acaba de finalizar. Creo que no hay mejor forma de celebrar un aniversario, que recordando tantos buenos momentos y dar la voz a quienes tanto habéis aportado a este proyecto. Expresa la idea de todos/as los/as alumnos/as que han forjado este proyecto dotándolo de un extraordinario carácter.

Josu Zaldibar, fundador de la Escuela de fotografía documental Blackkamera

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Por Santi Laespada a la Escuela de fotografía documental Blackkamera.

Kaixo…….una vez acabado ya el curso avanzado y con un par de días de reposo, el cuerpo me pedía escribir  simplemente para agradecerte todo lo que me ha aportado estos meses, Blackkamera.

Echando la vista atrás, hasta octubre de 2015 cuando empecé las clases del Curso de Iniciación a la fotografía , me doy cuenta de todo lo que he aprendido y todo lo que me han ayudado las clases, no solo a nivel técnico, que  también, sino a un nivel más humano.  Al margen de diafragmas, Isos, autores y libros, lo que más me ha gustado es que se dé importancia a valores como el trabajo, el esfuerzo, la creatividad, el compañerismo, la humildad, la solidaridad, la capacidad de hacer autocrítica y de asimilar las mismas, todo esto me ha sido de gran ayuda, no solo a la hora de tomar fotografías, sino también para la vida. Aprender, no solo del profesor, sino también de los compañeros. He conocido a gente maravillosa. Es algo muy  positivo que me llevo.

La Escuela me ha contagiado la pasión y entusiasmo por la fotografía, y ha pasado de ser una afición que siempre había tenido para momentos puntuales, a ser una manera de ver la vida, de relacionarme con mi entorno y con mi realidad, a saber apreciar detalles que antes pasaban inadvertidos. Eso que tanto hemos hablado durante horas, aprender a ver, a desarrollar una mirada propia. A ir un poquito más allá y siempre ser unos inconformistas. No sabes lo feliz que soy cuando salgo por ahí a caminar por la calle cámara en mano. Viendo, observando, esperando o dejándome llevar. A veces  alucino por la capacidad que tiene la fotografía de abstraerme, cuando estoy mirando por el visor, no pienso en otra cosa y me olvido de todo.

De verdad que estoy muy contento y agradecido, y cuando siento esto me gusta decirlo, porque soy de los que piensa que en esta vida vamos a estar cuatro días y creo que hay que decirle a la gente lo que tiene de bueno y positivo, en vez de tanta queja y tanta critica poco constructiva que en este mundo de la fotografía a veces se ve y se lee.

Espero que sigamos manteniendo el contacto, se que así será. Pronto nos vemos,

Un abrazo desde Olabeaga.

Santi Laespada

5 aniversario

5 aniversario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *